Motocross con Gilera y Maico (1980)

1980. Competencia de las marcas extranjeras. Subcampeón de España de 125 cc

Aquella fue una época de gran conflictividad laboral en nuestro país, y el departamento de competición de Montesa sufría también los efectos de una larga huelga de dos meses que paralizó la producción de la fábrica de Esplugues. A principios de temporada se rumorea que Muñoz se va a decantar por un equipo extranjero, aunque el deseo de la marca es que continúe con ellos, e incluso la prensa deportiva asegura en enero que Muñoz firmaría con Montesa tras visitar la fábrica. Explica Merlos en el número 60 de Moto Verde que la despedida de Montesa viene del hecho que Muñoz estaba exigiendo siempre mejoras en su moto, y la cantidad de pilotos oficiales de la marca era tan grande que con frecuencia las peticiones de Randy no eran atendidas. La decadencia de la industria española de la motocicleta obligó a muchos pilotos a peregrinar de importador en importador.

1980 – Manifestación trabajadores Montesa en la parrilla de salida del trofeo Montesa

A Bultaco las cosas no le van mejor. En febrero suspende pagos y aunque una comisión de trabajadores intenta reflotarla, en 1983 echa el cierre definitivo. Su equipo de competición ya es Historia. Toni Elías intenta correr con Yamaha pero finalmente debe conformarse con una Derbi en 125 y todavía no sabe en qué moto correrá en 250.

En casi toda Europa es la categoría reina la de 500 cc, pero en España las marcas tienen poco interés en esta cilindrada y por tanto la RFME no había tenido demasiado en cuenta estas motos. Por primera vez crea tres títulos y divide los pilotos entre las tres categorías: 125, 250 y 500 cc. Se tomó la resolución de permitir que cada piloto disputara dos categorías y obligatoriamente una de ellas debía ser la de 250, por lo que esta se convierte en la “reina” del motocross español, ya que allí iban todos los pilotos “super”. La gran incógnita sería si habría suficientes pilotos para llenar todas las parrillas y se acordó establecer una prima mínima de salida y subir los premios por punto y para los pilotos que ganaran las dos mangas.

En febrero se hace oficial el fichaje de Randy por Maico en las categorías de 250 y 500 cc. de manos de los hermanos Moreno de Carlos. Maico es una de las motos más competitivas del momento, y participa en el campeonato de España con una moto estrictamente de serie con alguna mejora para competición. Participa en la primera carrera del campeonato de 250 cc en el VII Motocross villa de Mollet cuyo circuito es un tremendo barrizal y una caída le aparta de los primeros puestos en la primera manga, pero consigue una tercera posición en la segunda. Queda muy satisfecho de su primera toma de contacto, gustándole el motor, chasis y suspensiones de 310 mm que equipa la Maico.

1980-Mollet es un inmenso barrizal

Inesperadamente Muñoz aparece con una Gilera en el V Motocross de Jerez “Trofeo Fundador” de 125 cc cuando todavía no le une contrato con la fábrica italiana ni anuncia moto con su inscripción. Es incompatible correr el campeonato de 500 y el de 125 cc simultáneamente, pero la supresión de las carreras de 500 cc de Salamanca y San Sebastián y los rumores sobre que van a ser más las que sigan el mismo camino motivan que Muñoz se inscribiera, y otros pilotos también pasaron a 125 cc en el último momento. Según sus propias declaraciones a la revista Motociclismo (nº 650 de marzo) “yo quería ver qué pasaba con cada Campeonato, ,y al mismo tiempo tenía unos problemas con mis motos, que hasta el último momento no me iban a permitir saber en qué cilindrada correría. Es por ello por lo que me inscribí en las tres categorías, pensando evidentemente dar al Club al que no pudiera ir a correr todo tipo de justificación sobre mi situación”. Muñoz gana las dos mangas con facilidad pese a estrenar moto y la Gilera es calificada de “asombrosa” y la victoria del piloto como “apabullante” por la prensa especializada.

La segunda prueba puntuable para el campeonato de España de 125 cc se disputa una semana después en Ibi (Alicante) y tanto en la primera como en la segunda manga Muñoz queda en segunda posición, con lo que mantiene el liderato y la segunda de 250 cc es el XVI Motocross de Esplugues que se celebra el 23 de marzo.

Maico rompe una semana antes inesperadamente su relación con Muñoz al considerar que ha incumplido su contrato y el piloto debe devolver sus monturas y buscar una moto que finalmente es la Honda que le presta en los entrenamientos el piloto Luis Sánchez, dispuesto a ser baja en la carrera. En el último momento, la noche antes de la carrera, llega a un acuerdo con la firma alemana y participa en la carrera con su Maico, que ha viajado toda la noche desde Madrid para llegar a tiempo a Esplugues. También estrena a Motul como patrocinador y la novedad de Pirelli, uno especial para arena, dado que Esplugues incorpora una nueva zona de arena al estilo belga, y que según Fernando, también da muy buenos resultados en barro. La pista está en perfecto estado y queda tercero en la primera manga y gana la segunda.

El 6 de abril se disputa la tercera prueba del campeonato de 125 cc en Cullera y queda tercero en la primera manga y segundo en la segunda, con lo que continúa en segunda posición en la clasificación general.

El GP de España que se corre en el circuito del Vallès de nuevo abre el mundial de 250 cc y solamente cinco pilotos españoles consiguen participar. El gran favorito entre ellos es Muñoz, en su única participación internacional en la categoría. Randy había conseguido acabar séptimo el año pasado, pero Arcarons se convierte en el mejor piloto español de la prueba, llegando en undécimo lugar. Muñoz se clasifica en decimonovena posición.

La tercera prueba del campeonato de España de 250 cc tiene lugar el 20 de abril en el circuito de La Rosaca de Armuña de Tajuña en Guadalajara y la mala suerte se ceba en Muñoz, que pincha en la primera manga y no tiene éxito en la segunda, quedando relegado en la clasificación al quinto lugar. Queda cuarto en la clasificación provisional.

En la cuarta carrera del campeonato de 250 cc disputada el 27 de abril en Burgos tampoco tiene suerte Randy, que acaba 7º en la primera manga y 3º en la segunda. Por delante de él van Elías, Arcarons y Ribó en la clasificación general.

El 11 de mayo se disputa la cuarta prueba del campeonato de 125 cc en Manresa y Muñoz convence con su Gilera quedando clasificado en segunda posición en ambas mangas. La descalificación del hermano de Toni Elías, Jordi, que corría “en casa” por presunta conducción irregular lleva casi a una batalla campal entre los espectadores, que increpaban tanto a los hermanos Elías como a Muñoz y a un altercado entre el mecánico de Muñoz, Collado, y Jordi Elías y sus seguidores tras la maniobra que le costó la descalificación. Las versiones difieren según quién lo explica, en El Mundo Deportivo se habla claramente de que Jordi lo sacó de la pista y por ello vio la bandera negra, pero en cualquier caso Randy cayó al suelo en la primera manga y perdió opción a ganar. En la segunda manga también entró en segundo lugar.

También la polémica estuvo presente en la quinta prueba del campeonato de 125 cc ya que el barro hizo casi impracticable el circuito y Muñoz fue el único piloto que no recibió ayuda ya que estuvo rodando durante toda la prueba. Su equipo presento una reclamación contra Elías, pero la dirección de carrera decidió que según el reglamento debería descalificarse a todos los pilotos excepto a Muñoz, y por ello fue desestimada. De nuevo el barro es el elemento de Randy y queda clasificado en segunda posición en la primera manga, y gana la segunda manga al gripar Elías su Derbi debido al barro acumulado.

El 15 de junio tanto Elías como Muñoz participan en el GP de Italia de motocross de 125 cc. La Derbi de Elías vuelve a romper motor, mientras que Muñoz acaba 15º en la primera manga y 32º en la segunda.

El 29 de junio se disputa el I Motocross Internacional de Burgos en el circuito de San Isidro que no puntúa para el campeonato de España, pero reúne a los mejores pilotos del campeonato. La primera manga Muñoz queda cuarto y en la segunda gana.

En el motocross de Figueres, prueba puntuable para el campeonato de España de 250 cc que se disputa el 6 de julio gana por primera vez con la Maico al quedar clasificado en segunda posición en ambas mangas y con ello alcanza la tercera posición de la clasificación provisional.

La penúltima prueba de 250 se celebra en Vitoria, y Muñoz sale muy bien en la primera manga acabando en segunda posición. También hace otra gran arrancada en la segunda manga pero debe detenerse a colocar el capuchón de su bujía que ha perdido el muelle un par de veces y acaba abandonando. Continúa tercero en la clasificación provisional.

El GP de España del mundial de 125 cc que se celebra en Montgai el 17 de agosto despierta nuevas esperanzas al colocarse Muñoz en segunda posición en la segunda manga durante varias vueltas antes de abandonar cuando era quinto al clavar el cambio de su Gilera. Es su última gran actuación en el Mundial. Según recuerda Pepe Muñoz, Gaston Rahier tiene adjudicada por contrato la 125 bicilíndrica que no acaba de estar puesta a punto y la FIM la prohibe para el año siguiente, por lo que Gilera aparca el proyecto. Fernando insiste y consigue que le presten la bicilíndrica para los entrenamientos. Al final de las tandas, viendo Rahier la tabla de tiempos de Muñoz exige que le devuelva la moto sin apelación posible.

El 7 de septiembre se disputa la última carrera del campeonato de España de 250 cc en Colmenar Viejo (Madrid). Se clasifica segundo en la primera manga, pero debe abandonar en la segunda al gripar su motor, con lo que Arcarons se proclama campeón, Elías subcampeón y Muñoz queda tercer clasificado.

El 9 de septiembre se inaugura la temporada de “Moto-Hielo” en el Palau Blaugrana del FC Barcelona a beneficio del equipo español que participa en los ISDE de Bioude (Francia), ya que no puede cubrir los grandes gastos derivados de la carrera. Fernando Muñoz se apunta junto a otros grandes pilotos de motocross pero no obtiene ningún resultado de interés.

En Castellón, penúltima prueba de la temporada de 125 cc, todavía no está nada decidido y se disputan el título Elías y Muñoz. Para contrarrestar la fuerza de Elías, Gilera vuelve a prestar a Muñoz la máquina refrigerada por agua con la que Rahier ganó el Mundial. La moto funciona perfectamente, si bien un pinchazo retiene a Muñoz en la primera manga en la tercera posición mientras que a Elías se le suelta el depósito de gasolina, y en la segunda manga Muñoz vuela en solitario hacia la victoria. Muñoz ahora lidera el campeonato de forma provisional y el título puede decidirse en la última carrera.

La última carrera se disputa en Solsona, en el circuito que se inaugura para la ocasión y la suerte vuelve a dar la espalda a Muñoz cuando más falta le hacía. En la primera manga y con un Muñoz con dos segundos de ventaja sobre Elías se para en la segunda vuelta. Se ha roto el pistón de la Gilera. A dos vueltas del final vuelve a la carrera con el motor nuevo que le han colocado, pero el esfuerzo es inútil. En la segunda manga Muñoz vuela bajo la lluvia y gana, pero no es suficiente para proclamarse campeón de España.

La vida le trae un maravilloso regalo, que es su hija Alicia. Pepi y Fernando ya tienen la parejita.